Un Barça de récord


El 27 de Abril de este 2012 que poco a poco nos abandona, el barcelonismo se despertaba con una noticia que les dejó helados. ‘’Me he vaciado y necesito llenarme’’. Así se marchaba Pep Guardiola tras cuatro temporadas y 14 títulos bajo el brazo. El legado era complicado y un misterio. Pero ese mismo día se desveló su sucesor. Tito Vilanova. Su acompañante en este camino de éxitos y decepciones (más de lo primero), se quedaría a cargo del para muchos, mejor Barça de la historia. Había dudas. Dudas en los aficionados, en los jugadores e incluso en la propia directiva. Dudas que el propio Tito se ha encargado de borrar de un plumazo.

El comienzo no parecía alentador. Perdió la Supercopa de España contra su eterno rival, el Real Madrid. Un espejismo. Su trayectoria inmaculada en Liga le ha llevado a, primero, establecer el mejor registro de la historia en nuestro país con 14 jornadas disputadas (13 victorias y un empate), segundo, a tener un récord goleador jamás visto en el Barcelona, 48 goles a favor, y tercero, a dejar a su máximo rival por el título, el conjunto entrenado por Mourinho, a 11 puntos de distancia en tan sólo 3 meses de competición. Además, es el mejor conjunto fuera de casa, con 7 victorias en otras tantas visitas y el segundo mejor en su estadio, sólo superado por el Atlético de Madrid.

Pero no sólo en la Liga se está viendo al mejor Barça. Ya está clasificado a falta de un partido para los Octavos de final de la Liga de Campeones como primero de grupo, habiendo perdido sólo un partido, extraño eso sí, en Celtic Park. En Copa del Rey también está en Octavos, tras derrotar con facilidad al Deportivo Alavés.

tito_vilanovaSi hay algo que achacar a los resultados de Vilanova, son los goles en contra. Victor Valdés tiene cuesta arriba revalidar un nuevo Zamora. 16 goles encajados en 14 partidos son demasiados para un equipo de la talla de este Barça. Pero ese dato tiene trampa. Sólo una jornada ha podido disputar el equipo culé con su defensa de gala (Alves, Piqué, Puyol, Alba). Las lesiones del brasileño y de los centrales españoles han privado a Tito de poder tener una defensa de garantías. Alex Song, Sergio Busquets, Javier Mascherano, Marc Bartra e incluso Adriano Correia han jugado de centrales algún partido esta temporada. Demasiados cambios en una línea que necesita de compenetración para poder actuar en consecuencia.

Todo eso, pese a todo, es contrarrestado por la línea atacante. En sus primeros partidos, el entrenador de Bellcaire se encontró con varios problemas. Xavi, Iniesta y Cesc no podían jugar juntos. Uno debía quedarse en el banquillo. Hasta la recuperación de David Villa, esto lo subsanó adelantando la posición de Fábregas como delantero. El rendimiento del catalán fue inferior a lo esperado, lejos de la posición que más le gusta. Una vez recuperado el Guaje, volvió el problema, y Tito lo resolvió con maestría. Adelantando la posición de Andrés Iniesta para que no se estorbarse con Xavi Hernández, podría entrar Césc Fabregas entre los dos, donde le gusta jugar, de manera que los 3 podrían estar en el campo al mismo tiempo sin molestarse ninguno. El resultado es un juego aún más de toque.

Arriba Pedro Rodríguez ha renacido y se está viendo la mejor versión del canario. Le falta la senda del gol, pero su trayectoria en liga está siendo impecable. Villa está viviendo una temporada extraña, pero los minutos que disputa con cuentagotas los está aprovechando de una manera brillante. Y nos detenemos en Leo Messi. Él sólo lleva más goles en Liga que 15 equipos y está empatado con la Real Sociedad. Son cifras astronómicas que le han catapultado para superar a Müller en número de goles en un mismo año (85), por 84 del 10. La sociedad que tiene el argentino con cualquier futbolista de campo es inmejorable. Sí, el Barça juega para Messi, es una realidad. Pero, ¿cómo no van a jugar para él? Si tienes un compañero al que le das 3 balones y te mete 2 y da una asistencia, ¿cómo no vas a pasársela? De locos.

Queda mucha temporada por delante. 3 títulos en juego y grandes partidos están por venir, pero Tito Vilanova está llevando el legado Guardiola de una manera brillante. Recuerden lo que el de Sanpedor dijo a sus pupilos horas antes de proclamarse campeones del mundo. ‘’Si perdéis seguiréis siendo los mejores, si ganáis seréis eternos’’. Y ojo a este Barça, ojo a Tito, que pueden establecer unos números eternos en esta temporada.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: