Un derbi capital


Ya está aquí. Ya ha llegado. El derbi madrileño aparece en escena en esta Liga BBVA convulsa en la que el Barcelona y el Atlético han tomado partida y ventaja en la clasificación. El Real Madrid, asolado en un clima tempestivo, se encuentra a 11 y 8 de sus predecesores, y una derrota contra los rojiblancos colocaría en el disparadero a más de uno, incluido José Mourinho.

Aprovechando la llegada del partido capital del país, aprovechamos para echar la vista atrás en la historia de ambos conjuntos y nos topamos en las dos partes con dos personas, con sombrero y elegancia, que cambiaron el devenir de unos y otros. Hablamos de José Eulogio Gárate y Alfredo di Stefano. Leyendas de dos de los clubs más laureados del fútbol.

Estos dos jugadores resumían el valor deportivo y profesional en aquel fútbol antiguo. Su valor y su figura se asemejaban mucho al concepto de cultura del deporte de la época. Espíritu de lucha y superación, tradición y sentimentalismos por bandera. Todo ello ha ido siempre de la mano de nuestros dos protagonistas, que tienen un dato curioso en común. El hispano argentino del Real Madrid empezó su carrera en 1945 en River Plate y la terminó, previo paso de 11 años por el conjunto blanco, en 1966, justo el año en el que Gárate comenzó su idilio con el Atlético de Madrid, también durante el periodo de 11 años.

Podemos estar, y es difícil equivocarse en este aspecto, ante dos de los mejores jugadores que han vestido la camiseta de la selección española nunca. Con una calidad humana que superaba la futbolística, sus historias, eso sí, son bastante diferentes.

Gárate. Caballero en Manzanares.

Gárate vs Real Madrid.

José Eulogio fue tan admirado por la afición rojiblanca como querido por toda la afición española. La elegancia del delantero de los 60 por antonomasia y la caballerosidad muy echada en falta en los tiempos que corren en el balompié. Él afirmaba que procuraba ‘’ser un hombre de equipo, intentando ayudar a quien llevaba el balón de alguna manera; apoyándole, desmarcándose, abriendo huecos’’. Él no era un delantero portentoso. Su habilidad era la inteligencia. Dejó una huella imborrable y marcó época, qué duda cabe, en el Atlético de Madrid.

Su fichaje por el Atleti pasó por varios puntos. Tuvo ofertas de varios equipos, entre los que se encontraba el Athletic de Bilbao. El futbolista contaba cómo el equipo bilbaíno le obligaba a hacer el servicio militar, mientras que el Atlético le consiguió la nacionalidad española sin necesidad de recurrir a dicho servicio (nació en Argentina). Llegó al equipo tras ser campeón de Liga y sus esperanzas de jugar eran muy limitadas. Estaban en el club gente de la talla de Collar, Ufarte, Adelardo, Mendoza y Luis Aragonés. Empezó su estancia en el Manzanares con nervios, pero el 30 de Octubre en un partido frente al Sabadell, consiguió marcar dos goles. Todo lo que sigue a ese partido es ya leyenda. Con el 9 como estandarte, el club hizo historia a base de gloria y contragolpe. El apodado ‘’ingeniero del área’’ jugó  326 partidos con la elástica colchonera marcando 136 goles, adjudicándose 3 trofeos Pichichi y obteniendo uno palmarés de los más laureados de la historia del equipo madrileño. 3 Ligas, 2 Copas, 1 Intercontinental, 1 Subcampeonato Liguero, otro Europeo y una Recopa. Un señor que marcaba goles pero que no los celebraba. ”No me gusta ofender al rival”.

Una infección en su rodilla izquierda provocada por un hongo tras una entrada de Heredia, jugador del Real Zaragoza, provocó su retirada antes de tiempo. El Atlético, que había fichado a Pereira y Leivinha, se quedaba sin su alma. Pasó 3 veces por el quirófano pero no hubo forma de solucionar aquel entuerto. El 1 de Junio de 1977 se celebró un partido homenaje en el Estadio Vicente Calderón entre el Atlético y una selección vasca formada por jugadores de Real Sociedad y Athletic. José realizó el saque inicial y sus lágrimas delataron un sentimiento y una unidad con la hinchada que a día de hoy continúa. Pero hasta allí no sólo fueron aficionados de su equipo. También del Betis, del Sevilla, del Rayo Vallecano, y muchos, muchos aficionados del Real Madrid. Aquí estaba la mayor cualidad del ingeniero. Mayor que su forma de destrozar redes rivales. Era tan temido como respetado. Admirado y amado. Parte de España y Madrid entera, lloraron su retirada. ”Fui respetado porque respetaba. No iba a la guerra, iba al fútbol, que siempre lo he entendido como un juego, respetando al contrario. Me pegaron, y mucho, pero nunca devolví una patada. Mis compañeros me pedían que repartiera alguna, pero no me salía. ¿Y si les hacía daño?” Fue, es y será una  leyenda en la historia del Atlético de Madrid. Un aristócrata en rojiblanco. En la hierba pocos así se han visto. Gárate, una historia de padres a hijos, que permanecerá eterna en el corazón rojiblanco de sus hinchas.

Don Alfredo encumbró al mejor Real Madrid de la historia.

Di Stéfano vs Atlético.

No se queda atrás Don Alfredo Di Stefano. Así lo cree el mismísimo Pelé, quien afirmó en 2009 que era ‘’el mejor futbolista de la historia’’. Incluso Helenio Herrera, que le sufrió en su etapa en Camp Barça, decía que mientras ‘’Pelé era el violín’’, ‘’Di Stefano era la orquesta entera’’.

La Saeta Rubia, como le llamaban, desprendió primero calidad y fútbol en la cancha de River y posteriormente en Millonarios de Bogotá. Rompió el canon futbolero de la época. Dejó por los suelos a quien pensaba que un defensa sólo podía ser defensa y un delantero sólo un delantero. Él lo era todo. Juego y llegada. Toque y anticipación. Calidad y voracidad. El Real Madrid cambió la vida de este futbolista, igual que él cambió la del club blanco, pero para su llegada a la capital de España, tuvo que sufrir uno de los episodios más polémicos en cuanto a fichajes se recuerdan en nuestro país.

La polémica del fichaje de la ‘Saeta Rubia’.

En los años 50, época difícil para España, se veía con malos ojos que algún club fichase futbolistas extranjeros. La Federación española tampoco ayudaba para que se llevase a cabo. Fue en el verano de 1953, cuando dos equipos españoles, Real Madrid y Barcelona, se lanzaron a pretender a Alfredo.

Se llegó a la conclusión que para que existiese una contratación de un jugador extranjero, el club en cuestión debía tener un número tope de los mismos y que los procedentes de España fueran de gran calidad.

Fue entonces cuando el Club Millonarios de Colombia había llegado a un acuerdo con el River Plate para el traspaso de Di Stéfano al club argentino, una vez que se cumpliera la fecha del 15 de octubre de 1954 (fecha estipulada por la FIFA para poder dar validez a la salida de Di Stefano de Colombia). En este contexto apareció el Real Madrid se interesó por el jugador y negoció en el verano de 1953 con el club Colombiano (propietario del jugador), mientras que el Barcelona hizo lo mismo pero con el River Plate (equipo que tenía los derechos, pero que aún no era el propietario del jugador). Esto provocó un grave problema porque el Millonarios, que no ponía obstáculo alguno para que en la temporada 52-53 el argentino fichara por el Madrid, no podía realizar el traspaso sin la autorización del River, que lógicamente no la daba permiso ya que habían llegado a un acuerdo previo con el Barcelona. Las negociaciones a cuatro bandas parecía que nunca encontrarían una solución.

En Septiembre de 1953, se reunieron el Presidente del Real Madrid, Santiago Bernabeu y el Presidente del Barcelona, Enrique Martí Carreto para llegar a un acuerdo sobre la contratación de Di Stéfano y también para presionar conjuntamente a la FIFA para que esa fecha (15-10-54) no tuviera validez y poder realizar la contratación cuanto antes. Al final hubo un acuerdo en principio por lo que Alfredo Di Stéfano sería un jugador compartido. Las temporadas 53-54 y 56-57 las realizaría con el Real Madrid, mientras que las 54-55 y 57-58 las haría con el Fútbol Club Barcelona. Curiosamente de la temporada 55-56 nada se decía. Al finalizar la temporada 57-58 ambos clubes con la conformidad del jugador se deberían reunir sobre su posterior actuación.

Tras llegar a un acuerdo aparente, al poco tiempo, la comisión directiva del Barcelona protestó la decisión y dimitió en pleno ya que no aprobaba la decisión de ser el equipo que recibiría al argentino después de que jugara en el Madrid. Al poco tiempo, la Comisión que sucedió a Martín Carreto firmó un acuerdo con el Real Madrid, el 23 de octubre, en el que renunciaba a todos los derechos sobre Di Stéfano. Y ahí estuvo el gran gol que el Real Madrid metió al Fútbol Club Barcelona, ya que Alfredo Di Stéfano no vestiría de culé, sino de blanco y se convertiría en una de las mayores leyendas del fútbol mundial.

8 Ligas, 1 Copa del Generalísimo y 5 Copas de Europa fue el patrimonio que dejó a Santiago Bernabéu, amén de 307 goles.

Su despedida.

Imagen de archivo de un derbi.

Mucho menos conocida fue la historia de su salida del club tras 11 años de éxitos y de llevar al Real Madrid a la cima mundial. El conjunto presidido por Bernabéu no estuvo en su despedida, ni por asomo, a la altura del incalculable legado que dejó. Tras perder la final de la Copa de Europa en 1964, el presidente advirtió que en las filas del equipo había ‘’necesidad de relevo de algunas de las que fueron grandes figuras’’. Tras fichar por el Espanyol, Don Alfredo admitió que pidió al Real Madrid causar baja tras interpretar que era el culpable de la situación del club. Una barbaridad para un jugador que llevó los valores del buen juego y de una personalidad pintiparada a un equipo que no pasaba por sus mejores momentos.

Alfredo fue el primer jugador total. Cambió la historia del considerado mejor equipo del Siglo XX. En Barcelona aún se tiran de los pelos. La asociación que pudo haber surgido de la mezcla entre Di Stéfano y Kubala nunca se sabrá lo que pudo haber dado. Quizás alguna de las 5 Copas de Europa que ganó el equipo blanco ahora reposarían en el Camp Nou. Lo que está claro es que fue una innovación en el estilo de jugar del futbolista. Un estilista de nivel mundial. El mejor jugador que ha pisado tierras españolas, con permiso de Diego Armando Maradona. Un héroe de la época. Un semidios para el madridismo. Un futbolista que bajaba a su área a recibir. La subía al centro del campo. La abría a los extremos y la remataba a la red.

Gárate y Di Stefano. Di Stefano y Gárate. Elevaron a los equipos de su corazón a lo más alto. Premiaron a una afición entregada con la mejor década de la historia de los dos conjuntos e hicieron de los derbis una lucha casi enfermiza por ser el rey de la capital. 13 enfrentamientos se llevó Alfredo y 5 Gárate.

Vuelve el derbi a la Liga española, pero estaréis conmigo en que después de conocer a estos dos futbolistas, todo lo que se pueda ver no estará a la altura a la que un día, con esfuerzo y caballerosidad, llegaron estos fenómenos. Puede ser lo más parecido a aquella época que se va a vivir en los últimos años. El Atlético ahí arriba peleando con los dos más grandes. Pero a fin de cuentas, este deporte ha dejado los sentimentalismos abandonados en una gasolinera y, muy a nuestro pesar, se ha subido al carro del dinero y el descontrol.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Grandes jugadores los dos. Los jugadores de hoy en día son muy delicaditos y solo buscan fama y dinero. Los derbis no son lo que eran con estos genios. Gran artículo. Enhorabuena.

    • Muy acertado tu comentario. Hoy en día se han dejado de lado los sentimentalismos y sólo se busca el verde del dinero. Aún quedan pequeños retales como Iker o Gabi en el actual derbi, pero la realidad es otra distinta. Gracias por el comentario.

  2. Desconocía la historia de Gárate y el lio del fichaje de Di Stefano. Parece que esos derbis si que eran competidos y sentidos. Veremos mañana pero el Atleti viene fortisimo. Mou fuera ya!

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: