Los problemas de Argentina


Manifestantes argentinos durante el 8N

Problemas económicos , conflictividad , inseguridad en las calles, altercados con países del exterior y mucho más. Argentina pasa por uno de los peores momentos de los últimos años  amparada bajo el paraguas del populismo Kirchneriano y entre las sirenas que empiezan a hacer sonar las alarmas de la crisis en sus vertientes más amargas. La extraña crónica del país andino se mueve al latir de un tango de letras tristes y ritmo desacompasado…que siempre se repite.

Bajo las cabeceras de los principales diarios del mundo aparecían hace apenas unos días los temores a un nuevo impago de deuda de Argentina. Tras el decreto de un juez estadounidense, el país sudamericano se ve obligado a pagar 1330 millones de dolares antes  del 15 de diciembre  a los fondos Aurelius Capital Maganemet y NML. El riesgo de impago se ha situado por encima de los niveles de Grecia en poco tiempo y el miedo a un “default técnico” se acrecienta a medida que la obstinación del gobierno argentino en no pagar “ni un peso” a estos  acreedores se multiplica. Pero los problemas a los que se enfrenta el país del Río de la Plata no quedan ahí, conviene hacer un recorrido por las calles de Buenos Aires.

Giramos la esquina y encontramos una manifestación. Las reivindicaciones sociales han tomado en Argentina el ejemplo de Europa y se han lanzado a las calles. El pasado 8 de noviembre las marchas ciudadanas alcanzaban la capital del país en protesta por la posibilidad de una modificación de la Constitución que permita la reelección de Cristina, por  las restricciones en el uso del dólar y por la situación de inseguridad que se vive en la nación. La popularidad de Kirchner ha sufrido este año un descenso vertiginoso, algo que la guerra con los medios de comunicación en general, y con el grupo Clarin en particular no contribuye a evitar.  Las cacerolas vuelven a resonar con la fuerza de hace años. Conflicto generalizado en todos  los frentes.

Avanzamos entre las protestas, y la inseguridad, principal preocupación de los manifestantes, se hace evidente. Según el último informe del Observatorio Hemisférico de la Organización de los Estados Americanos, Argentina tiene la tasa de robos más alta de América y dobla el promedio del continente. Mirando los datos,  adquieren especial relevancia dos cuestiones: que en el 27% de los delitos se utilicen armas de fuego y que las cifras  se multipliquen cuando se habla de pequeños hurtos.  “Me pegaron con un tostador en la cabeza para robarme la cartera cuando estaba sentado en un bar”, afirma Jaime, joven actor residente de Buenos Aires. Las calles por las que andaba Gardel están hoy llenas de matones.

El argentino es capaz por naturaleza de desplegar un auténtico diccionario de acertados términos ofensivos. Hoy, su irónico pesimismo bravucón sacude las aceras de las principales ciudades de un país siempre al borde del abismo de la pobreza social. ”Los nuevos delincuentes nacieron por necesidad”,afirma Guillermo Parodi, profesor universitario.  La Universidad Católica Argentina (UCA) situaba recientemente  la pobreza en la nación en el 21,9%,  y la desigualdad entre clases ,eso que la presidenta defiende erradicar, en franco ascenso.  Los gritos de los niños se escuchan en cualquier momento, y es que la escolarización, el futuro de cualquier estado,  también flaquea.

La gente lucha, se queja y trabaja, pero el país no acaba de arrancar. La balanza fiscal vuelve a conocer la inflexibilidad de unos números rojos que aterrorizan a un estado incapaz de financiarse externamente a causa del recuerdo vivo de la suspensión de pagos de 2001. La inflación real de los precios del país , la real y no esa que predica el gobierno y que ni el BCE toma en serio, supera el 25% en lo que lleva de año. Axel Kicillof secretario de política económica de Argentina, defiende un modelo de crecimiento utópico que la historia ha demostrado inviable entre las acusaciones de quienes le culpan de no conocer la realidad de los barrios. Un desastre, en definitiva.  ”Es muy posible que la economía argentina caiga a pedazos en los proximos años” , aseguraba recientemente el economista chileno Jose Luis Daza. Los canales que desembocaron en el río de dolor del “corralito”, vuelven a llenarse poco a poco. Argentina se descompone.

La estrategia del gobierno de la viuda Kirchner consiste en realizar una escapada en solitario del pelotón de países del mundo. Un punto y aparte en las relaciones con otros estados en forma de proteccionismo. Una distracción de los problemas  internos basada en ruidosos estropicios de su imagen externa.  Al desagradable incidente de YPF con España se le unen constantes ataques a Gran Bretaña por su permanencia en la Maldivas, así como problemas con otros socios en materia comercial. Argentina supone el curioso caso de un país sin aliados en un mundo globalizado. Los ciudadanos se lo toman con su habitual sorna e imaginan en los foros los desastres nacionales ante posibles guerras externas. “Pelearemos con juguetes, porque la armada ya la vendimos” ,bromean entre risas. Es la de Argentina una huida hacia adelante que acabará ,según los expertos, en un fracaso.

Llegamos al final del camino justo a tiempo para observar como el país del tango lucha estos días por alejarse de los efluvios de un pasado corrupto y corrompido que no debería olvidarse y , no obstante, parece que se olvida. Los ciclos de la economía argentina -devaluación, superávit, inflación, perdida de competitividad y déficit-  se siguen cumpliendo, la corrupción vuelve a hacer acto de presencia y la población, entre violencia y miedo,  empieza a sufrir  en sus carnes la cara más dura de la miseria. El resonar de una canción inacabada convertida en clásico. Un punto y final entre lágrimas de ciudadanos que lloran por Argentina al cantar el  amargo estribillo de la historia que se vuelve a repetir.

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, ,

2 respuestas

  1. No son las Maldivas. Son las Malvinas. Evidentemente se escribe a la ligera y desde la ignorancia. . .

  2. No son las Maldivas. Son las Malvinas. Evidentemente se está opinando con ligereza y desde la ignorancia

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: