Carlos, el eterno príncipe


“¿Impaciente yo? ¡Vaya sugerencia! Si, por supuesto que lo estoy”. Con estas sorprendentes declaraciones en la cabeza debió de tomarse el té de las 14:00 ayer la Reina de Inglaterra.

El autor de la frase no era otro que su hijo, el eterno príncipe heredero al trono de la monarquía anglosajona. Eterno, puesto que en el 2008 heredó de su bistatarabuelo Eduardo VII, el dudoso honor de ser el príncipe que más tiempo ha esperado a suceder a su antecesor.

El hijo mayor de la Reina de Inglaterra nació en el mismo palacio de Buckingham. Londres aún se sentía herido por los bombardeos de la II Guerra Mundial, pero ahí estaba el pequeño Carlos Felipe Arturo Jorge para dar una alegría a la sociedad británica. En 1952, al subir al trono su madre como Isabel II, fue nombrado heredero de la Corona Británica. Desde entonces, el Príncipe de Gales trabajó con tesón por convertirse en el nuevo pilar de la Monarquía británica para el siglo XXI.

Carlos de Inglaterra

Su actividad pública empezó a ser cada vez más consistente cuando llegó a una edad madura. Entre sus principales puntos fuertes como futuro monarca se empezaron a encontrar su aspecto cercano con las ONGs, su interés por el medio ambiente (una de sus grandes pasiones) y su  amor por la arquitectura británica, sobre la que teorizó en su libro “Vision of Britain”. Todas estas virtudes le postulaban como uno de los “favoritos” de la sociedad británica en el entorno de la Casa Real.

Sin embargo, su vida pública entró en una peligrosa vorágine en los años posteriores a su idílico matrimonio con Lady Diana Spencer, popularmente  conocida como Lady Di, la amada y querida profesora de guardería que despertó las simpatías de todos los británicos (y no británicos). Los mil veces narrados sucesos de su matrimonio, su posterior divorcio y la trágica muerte de la princesa de cuento de hadas fueron un duro golpe para la imagen pública de Carlos.

Cuando el matrimonio empezó a deteriorarse a finales de los 80, la prensa sensacionalista no tardó en posicionarse a favor de una solitaria y rebelde Diana, relegando al Príncipe de Gales a la caracterización de un ser aburrido y sujeto a las rígidas costumbres monárquicas, cliché del que difícilmente se iba a separar durante el resto de años de su vida. “From kiss to this!” exclamaba el periódico The Sun en tono sarcástico, mofándose del escaso cariño que le mostraba Carlos a Diana en los actos públicos de la época.

Por si fuese poco, los mentideros de Buckingham Palace hablaban de una Reina Isabel que en ningún momento soportó a su nueva compañera sentimental y posterior mujer, Camilla Parker-Bowles. Fueron estos años en los que los índices de popularidad y aceptación del heredero de la casa Windsor tocaron fondo.

Charles dijo basta.  Se centró en potenciar su figura como padre en solitario de sus dos vástagos, William y Harry, y pareció surtir efecto. Su perfil profesional, cada vez más desarrollado en ámbitos como el de los proyectos medioambientales o energías renovables, ayudó en los años siguientes a que el estereotipo de hombre parado y sin iniciativa fuese cambiando en las mentes de los ciudadanos de las Islas.

A sus 64 años, el paso final que supondría su coronación como Rey se le está resistiendo mucho más de lo esperado. Ostenta, entre otros los títulos de Príncipe y Senescal de Escocia, Duque de Cornualles, Duque de Rothesay, Conde de Chester (y de Carrick), Barón de Renfrew y Señor de las Islas. Pero tras esa inacabable lista de formalidades de la nobleza, se esconde una sola realidad.

 La reina no está por la labor de abdicar, más bien lo contrario, y su estado de salud no hace indicar que vaya a dejar el trono en fechas próximas. No son pocos los que empiezan a ver a  su hijo William y su flamante nuera Kate Middleton como el verdadero futuro de la corona, y en medio de este panorama, normal que Charles “bromee” diciendo: “Pronto se me acabará el tiempo. Como me descuide, voy a estirar la pata”

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: