138 puntos para la historia


Los estadounidenses se acostaron y el resto del mundo se despertó  el 22 de noviembre con una noticia del mundo del baloncesto muy difícil de creer. “Un base de Grinnell entra en erupción con un récord de 138 puntos”  (ESPN).

Jack Taylor pasó desde entonces de ser un jugador más de la liga universitaria a ser el centro de atención del baloncesto americano. El propio Kobe Bryant, tras conocer la proeza del chaval, aseguró que “si anotas 138 puntos tienes licencia para mandar a la gente a la mierda”. Otros jugadores del universo NBA se preguntaban si no le dolía el brazo de tanto tirar e incluso le recomendaron que se tomara un buen chupito, porque 138 puntos no se meten todos los días.

Jack Taylor realizando una entrada a canasta.

Todo ocurrió en el encuentro de la III Division de la NCAA, que enfrentaba a Grinnell y la Faith Baptist Bible. La universidad de Grinnel se ha caracterizado en los últimos años por la apuesta táctica de su entrenador, David Arseneault. El técnico, harto de ver perder a su equipo y de que en las gradas sólo estuvieron su mujer y sus hijos, “inventó” un nuevo sistema de juego alejado de la normalidad.

El sistema Grinnell está basado en la premisa de hacer más tiros que el contrario, y sobre todo, que éstos sean de 3 puntos en su mayoría. Defensivamente, se propone que cuando el adversario lleva la pelota, se le hace un dos contra uno en todos los casos. Para el entrenador, es preferible recibir puntos por una entrada a canasta que por un tiro de larga distancia. Por último, la norma más clara y favorita  del espectador es la de que no hay que perder el tiempo, hay que hacer más tiros que el contrario sí o sí y las posesiones no han de durar mucho.

Así, con estas directrices, lo que se pretende es un juego rápido y de altos marcadores. La cuestión es clara, si se meten más tiros que el contrario, y encima son de tres puntos, por lógica matemática y aplastante se gana el partido. No es de extrañar, por lo tanto, que el anterior récord de anotación de la propia universidad fuera de 89 puntos,  en manos de Griffin Lentsch.

El partido en cuestión fue un no parar para Jack Taylor, quien lanzó la friolera de 108 tiros a canasta, de los cuales anotó 52. Desde la línea de tres puntos, fueron 71 tiros, de los cuales 27 atinaron a entrar. Añadir que metió siete de los diez tiros libres que lanzó. El resto de sus compañeros tan sólo anotaron 41 puntos en todo el partido.

Jack se ha llevado a lo largo de la semana multitud de elogios por su proeza, pero también numerosas críticas. El concepto de equipo se perdió en los 40 minutos que duró la contienda y hay quien dice que los compañeros estaban de paso en el encuentro.

Lo único que es unánime es que Jack Taylor ha escrito su nombre con letras de oro en la historia del baloncesto estadounidense, le pese a quien le pese.

Anuncios


Categorías:Baloncesto, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Eso no es baloncesto, desde mi humilde opinión. Está claro que tiene mérito y que merece salir en las noticias. Pero no es baloncesto. Baloncesto es Magic y el Show Time. Baloncesto es los Knicks de los 90 o los Pistons de los 80 dando leña en la cancha. Baloncesto es LeBron haciendo lo que le da la gana tan solo reboteando sin parar o dando pases increíbles. Baloncesto es los Fab Five de Michigan. Baloncesto es Petrovic anotando un triple de palomero en vez de hacer una bandeja. Lo que ha hecho este chico es horrible y espero que jamás sea una tendencia generalizada en el deporte que amamos. Un saludo (perdón por la tónica negativa del comentario, un 10 al artículo, Moha).

    • Es lo que tienen las grandes actuaciones individuales, también cuando Kobe Bryant le metió 81 puntos a los Raptors se cuestionó la palabra equipo.
      Yo pienso igual que tú en este sentido, las grandes anotaciones individuales están muy bien para récords y tal, pero quitan interés al partido sin duda.

      • Ví el partido de los 81 de Kobe. Me dejo frío y preguntándome qué gracia tenía eso. Tal vez la poca gracia que me hace KB24 me haga ser demasiado subjetivo, pero, ¿pondríamos el partido de los 81 en uno de los mas grandes de la historia? Yo no. Antes pongo el de Jordan encestando 55 contra los Knicks tras llevar 18 meses sin jugar al baloncesto. España VS EEUU en el 2008 …

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: