“Son los periodistas los que hacen el periódico, no los accionistas ni los ejecutivos”


ENTREVISTA.

Miguel Ángel Palomo, redactor freelance en “El País”

  • “Se guarda todas las tardes un minuto de silencio en la redacción para recordar a los compañeros despedidos”
  • “Los medios llevan educando a los lectores mucho tiempo para que sean cada día menos exigentes, menos críticos y menos curiosos”

Desde hace doce años, Miguel Ángel Palomo pasa gran parte de su tiempo delante de la “caja tonta”. ¿qué hay que ver hoy en la tele?  Así es como aparecen encabezados la mayor parte de sus artículos en el periódico. Palomo hace siempre un repaso de lo más destacado que ver cada día en televisión, y se ha encargado además en alguna ocasión de escribir las necrológicas sobre directores, actores y actrices. También tiene una columna donde escribe las críticas de las películas que se emiten por televisión. Después de dedicar tanto tiempo a trabajar como periodista, declara considerarse uno más pese a haber estudiado Imagen y Sonido. Pero su labor en los medios no acaba ahí, Miguel Ángel además realiza un programa de radio en OndaLatina, una radio libre que funciona sin hacer uso de las reglas comerciales “es una radio autogestionada sin publicidad comercial, en la que cada socio es dueño de su programa y cuyo objetivo es la contrainformación”.

Miguel Ángel conoce muy bien por tanto las “pantallas” de El País, pero ha querido compartir con nosotros las sensaciones e impresiones que se viven actualmente dentro del diario. Hace pocas semanas El País llevó a cabo un ERE, una situación que según nos hace saber Palomo “se ha vivido con desazón y con sensación de frustación”. Para Palomo desde el periódico se ha olvidado una parte muy importante, y es que “son los periodistas los que hacen el periódico, no los accionistas ni los ejecutivos” declara. Después de que grandes firmas como la de Ramón Lobo, Miguel Ángel Villena, Toño Fraguas o Manuel Cuéllar se vean fuera ya del periódico, El País ha perdido algunas de sus señas de identidad que iban ligadas a la calidad. Desde el famoso e-mail a los 129 afectados por el ERE, nos cuenta Palomo “se guarda todas las tardes un minuto de silencio en la redacción para recordar a los compañeros despedidos”, por ejemplo explica que “en la sección de Deportes los redactores han colgado un mural con los nombres de cuatro despedidos de esa sección acompañados por algunas de las páginas que escribieron”. Pero sin embargo y pese a que Enric González y Santos Juliá  (corresponsal y comentarista en el periódico respectivamente) hayan dimitido personalmente para mostrar su desacuerdo, desde la redacción dice Palomo se ha echado en falta un mayor compromiso contra el ERE por parte de las firmas importantes.

Precisamente antes de los despidos, algunos de los redactores de El País se negaron a firmar sus noticias y llevaron a cabo una protesta independiente al periódico, algo que nunca se había visto antes. Palomo explica no estar de acuerdo con la idea de no firmar las informaciones “la principal seña de identidad de un periodista es su firma, con independencia de la importancia de la información” declara Miguel Ángel, que termina por reiterar que un periodista siempre debe firmar aquello que escribe. Para el redactor la huelga no debió haberse hecho en términos de no firmar las noticias, sino que explica que “el único gesto realmente efectivo hubiera sido que el periódico no hubiese salido a la calle” pero añade que eso es un imposible tal y como se pudo ver cada día en los kioskos.

En ese lugar donde cada vez menos lectores acuden porque eligen informarse desde sus casas a través de Internet. Cabeceras como el El País no abandonarán nunca el papel, pero cada vez cobrarán más protagonismo sus páginas webs. Ésto dice Palomo debe tenerse en cuenta porque también hay que considerar al segmento de población joven, pero sin embargo añade que a diferencia de lo que piensa Cebrián “el periódico al igual que el libro en papel son casi inmortales”. El futuro siempre estará en manos de los periodistas ya sea a través de publicaciones especializadas o de pequeñas cooperativas que no necesiten grandes imperios mediáticos. Lo que se encuentra verdaderamente en crisis no es el papel, sino el verdadero periodismo analítico, el redactor no es optimista teniendo en cuenta la forma de trabajo de los medios actuales, afirma que “estos llevan educando a los lectores para que cada día sean menos exigentes, menos críticos y menos curiosos”. Un problema del que habla Palomo que dice dónde más se ve es en los informativos de televisión, donde nos encontramos “un caos de constantes titulares, de docenas de piezas de un par de minutos en las que jamás encuentras ni razonamientos, ni análisis, ni verdadera información”.

Esa verdadera información es la que nos falta hoy en día, explica Palomo que  la objetividad no existe pero lo que sí debe tener en cuenta un medio de comunicación es la honestidad y la credibilidad. Para Miguel Ángel ejemplos como la portada de La Razón del día después de esta última huelga general es un ejemplo de deshonestidad a la profesión, y afirma que cada vez más la prensa “solo piensa en marcar líneas ideológicas bajo las que cobijar sus noticias, le importa más la defensa de sus patrones ideológicos que la propia información”. El entrevistado cita incluso un ejemplo correspondiente al día que estalló la guerra de Irak. Ese día nos cuenta que la portada del ABC titulaba “El Rey inagura una academia militar en Navalcarnero”. Ante esto Palomo dice que lo que hace falta es que “los lectores asuman que no todo vale, que deben exigir responsabilidades y que deben ser críticos con la información que reciben”. Pero no sólo los lectores, afirma también que sería necesaria una plataforma de periodistas que supusiera un punto de análisis para recordar códigos deontológicos, marcar límites y denunciar abusos; abusos como el hecho de que existan cadena como Intereconomía de la que dice “demuestra que sólo interesa la ideologización” y añade que es triste pero “es lo que tenemos”.

Para Miguel Ángel Palomo la situación actual por la que pasa el periodismo no es buena, y con la revolución de Internet lo único que nos queda dice es “saber cribar esa información y encontrar lo que verdaderamente le interese a cada uno”

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: