Helenio Herrera. La defensa como arma más mortal.


La historia del fútbol la rigen muchos factores. Los equipos, los aficionados, los futbolistas, los entrenadores… Me paro en estos últimos. Para que un conjunto funcione correctamente, debe tener alguien detrás que calibre el material del que dispone. Si además de funcionar, se pretende ser el mejor, ese alguien debe ser un revolucionario. ¿Y qué es ser un revolucionario? Pues es la persona que produce cambios profundos en el haber y el estar. Y en lo ancho y largo de todo lo que conocemos como fútbol, sólo unos pocos han conseguido una verdadera revolución en el mundo del balompié.

Helenio Herrera.

El primero de ellos es Helenio Herrera. Nacido en Buenos Aires el 10 de abril de 1910, quizás puede ser el menos conocido en esta lista de nombres, pero quién no recuerda frases tan antológicas como ‘’al fútbol se juega mejor con 10 que con 11’’ o ‘’ganaremos sin bajar del autobús’’. Su vida, hasta llegar a ser futbolista profesional y entrenador, llegó a parecer un ‘film’ del gran Martin Scorsese, llena de violencia endémica. Pero, ¿qué de nuevo trajo al mundo del fútbol este personaje? El candado. Más conocido como catenaccio. Sistema de juego que le valió muchos títulos en su etapa en el Inter de Milán y en el Barcelona.

¿En qué consistía el catenaccio?

Es un mecanismo táctico sencillo de entender. Consistía en reforzar la defensa de 4 jugadores (dos laterales y dos centrales) con un jugador más, al que llamaría ‘líbero’. Conseguía así no sólo salvaguardar su área en el momento de defensa, si no permitir un juego ofensivo que se valía de veloces contraataques con extremos rápidos. Su fútbol no era vistoso. Renunciaba a los pases, a los toques, al regate. Impuso un estilo propio y novedoso en aquella época. Aprovechaba la velocidad del delantero, el marcaje, la presión. Parecía un fútbol calculado más que un fútbol practicado. De esta manera consiguió ganar dos Copas de Europa con el Inter de Milán, además de dos Intercontinentales y tres Serie A. Y así consiguió transformar al F.C.Barcelona en un equipo compacto, organizado y dinámico, con el que ganó 4 Ligas. Con una defensa fuerte, dos delanteros abiertos y un organizador de juego, Luis Suárez, que es hasta el momento el único español con un balón de oro.  Antes de todo eso, entrenó equipos de renombre como lo son los Atlético de Madrid, Málaga, Deportivo de la Coruña, Sevilla o Roma.

Siempre recordado.

Helenio Herrera y Sandro Mazzola en un entrenamiento con el Inter de Milán. Foto: enfermosdelfutbol.com

Este estilo de juego está en peligro de extinción. Italia quizás sea el lugar en el que permanecen aún las huellas de Helenio. Aunque equipos como la Juventus o el Milán, caracterizados en décadas anteriores por ser equipos extremadamente defensivos y correosos, han cambiado el chip por un modelo de juego más actual. Herrero confirió una nueva dignidad al entrenador de fútbol, hasta entonces prácticamente desconocida. Él hizo historia en el fútbol. Cultivó el ‘show’ que en la actualidad vemos tan normal. Supo encontrarse a sí mismo y a esa receta estratega de ir de victoria en victoria casi por inercia. Más resultadista que vistoso, a Helenio se le perdonaba todo. Sus virtudes, tan positivas como explosivas, tapaban lo negativo que podía encontrarse. El Barcelona fue su amor, pero el Inter fue esa cima necesaria.

Las comparaciones son odiosas, pero muchos le consideran como el ‘Papá’ de Mourinho, ya no sólo por su método de entrenamiento, realmente parecido, si no por sus declaraciones en prensa y esa notoria superioridad que muestran. ‘’Una vez un periodista me preguntó por qué dirijo sólo equipos grandes, pues porque los chicos no pueden pagarme’’ o ‘’Yo no sé si seré el mejor del mundo, pero sé que hago todo para serlo’’, son citas que podría firmar el mismo portugués. Pero si hay una que le define, como un ser especial y realmente inteligente, es esta: ‘’El jugador del siglo XXI será precisamente como Maradona. Bajito pero muy atlético, con esa magia que también tienen las computadoras y Diego’’. ¿Les viene algún nombre a la mente?

El mago Herrera.’El fútbol no es una gambeta. La consigna es ganar’’.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: