Tetuán, un barrio ‘tomado’


REPORTAJE

  • Cuando la acampada de Sol decidió disolverse, las asambleas se llevaron a los barrios para que continuasen trabajando localmente

  • “Si no llego a conocer a esta gente no habría sido posible”. Lorena forma parte de la Asamblea porque sabe “cómo se pasa”, y quiere ayudar al resto de vecinos con problemas similares

Las consecuencias que arrastra la llegada de la crisis poseen el poder de desmoralizar a cualquiera. Sin embargo, todo depende de los ojos que miren. Ollas comunes, mercadillos de trueque, asambleas, charlas, y apoyo mutuo contra los desahucios. “Hemos politizado la sociedad en el sentido griego”. Tras la dispersión de la primera Asamblea de Sol del movimiento 15M a los barrios de la comunidad, la Asamblea Popular de Tetuán apuesta por la auto-gestión, contando con diversas comisiones y redes de apoyo ciudadano.

Es muy heterogéneo, tanto arquitectónica como socialmente. Con una población de más de 151.000 habitantes, y 11.008 de ellos en paro en 2011, de un total de 472.468 en la Comunidad de Madrid, según los datos Dirección General de Estadística de la Comunidad de Madrid, el distrito de Tetuán (organizado administrativamente en seis barrios: Bellas Vistas, Cuatro Caminos, Castillejos, Almenara, Valdeacederas y Berruguete) se presenta acompañado de una larga lista de importantes carencias tanto a nivel económico como social.

Fachada del CSOA La Enredadera
(ORTEGA PADRÓN, Sabina)

No existe mayor evidencia para ello que el pasear sus calles. La población inmigrante y la tercera edad han sido el blanco más fácil para la crisis económica. Familias en paro y con prestaciones mínimas tienen que enfrentarse a diario a sus hipotecas, llegando, en algunos casos, al desahucio de sus viviendas. Inmigrantes y distintas culturas se encuentran de frente con serios problemas de integración. Autónomos y pequeños empresarios cierran sus comercios cada tarde sin saber si será la última vez.

Pasada la gasolinera Galp en Bravo Murillo, y torciendo hacia la calle de Anastasio Herrero, justo en frente de la mezquita de Tetuán, se encuentra el Centro Social Okupado La Enredadera. Nacida en la navidad de 2008, y tras el largo trabajo que conlleva cualquier edificio abandonado, consiguió abrir sus puertas al barrio en Junio de 2009. Funcionó hasta un desalojo en Febrero de 2010. Pero algunos meses más tarde, y tras llegar a un acuerdo con la propiedad del edificio, pudo volver a abrir. Hoy día además de sus prestaciones como Centro Social, también acoge a todo quien quiera participar en la Asamblea Popular de Tetuán, “en las tardes de invierno”, matiza Manolo, miembro activo de La Enredadera y de la Asamblea de Tetuán. La Enredadera es un Centro Social anterior al movimiento 15M, que solamente “cede el espacio a la Asamblea si le es necesario”.

La entrada al Centro es totalmente libre. Tiene cuatro pisos, pero los otros dos restantes del edificio son viviendas independientes. “Hay muy buen rollo, muchos vecinos de arriba se pasan por aquí”, asegura Manolo. La entrada de la Enredadera se compone de dos pisos perfectamente amueblados, con sofás aportados solidariamente por los vecinos. Tiene una biblioteca comunitaria, donde se pueden sacar y dejar libros, y una tienda gratis de ropa. Los dos pisos de arriba se utilizan para los talleres de yoga, batucada, o el BiciLab, donde se enseña a arreglar bicicletas.

Los miércoles a las cinco de la tarde se reúnen allí la Comisión de Desahucios y vivienda de la Asamblea de Tetuán, sentados en los sofás. Lorena, una mujer inmigrante de gran sonrisa y ojos, forma parte del equipo. Consiguió detener su desahucio citado para el pasado 3 de Octubre tras una larga lucha contra Bankia, y ahora puede vivir tranquila gracias al alquiler social. Tiene a sus dos niños pequeños y a su marido Kissinguer acompañándola. “Si no llego a conocer a esta gente no habría sido posible”. Lorena forma parte de la Asamblea porque sabe “cómo se pasa”, y quiere ayudar al resto de vecinos con problemas similares.

La Asamblea Popular de Tetuán es el resultado directo de la dispersión por los distintos barrios y distritos de la Comunidad de Madrid de la Asamblea de Sol, nacida tras la multitudinaria manifestación del 15 de Mayo de 2011 que bajo el lema “No somos mercancía en manos de políticos y banqueros” llevó a miles de personas a levantar una acampada improvisada en la Puerta del Sol durante 25 días, como un método de protesta pacífica contra el sistema económico actual, la gestión de la crisis, y los dos grandes partidos políticos (PSOE, PP).

Cuando la acampada de Sol decidió disolverse, las asambleas se llevaron a los barrios para que continuasen trabajando localmente. La Asamblea de Tetuán comenzó con 400 personas, reuniéndose en la plaza del Canal Isabel II. “Fue una decisión dura irse de Sol, y estructurar el movimiento en barrios. Se tardó como dos o tres semanas en tomar esa decisión, porque se fue planteando reiteradamente, y había problemas en la acampada” afirma David, miembro de la Comisión de Desahucios. “En principio no se sabía muy bien qué papel jugaba la Asamblea de Sol respecto del conjunto de las asambleas, porque a todas las asambleas, desde el principio, se les quiso dar un carácter decisorio autónomo”.

Cartel Asamblea 15MTetuán

El movimiento 15M apuesta, en esencia, por las dinámicas asamblearias y la horizontalidad, basadas en el respeto hacia los demás como mayor herramienta, y la confianza, en los consensos llevados por el resto de los barrios. “En definitiva, la unidad aquí es la inteligencia colectiva que surge de una asamblea, aquí no hay una asamblea que decida por encima de otras”.

La Asamblea se divide en comisiones o grupos de trabajo que sirven para abordar los distintos temas y preocupaciones de la gente del barrio, con el fin de procurar más efectividad y que cada vecino pueda trabajar dentro del campo que más le interese. Hay 9 comisiones: Desahucios y vivienda, Servicios públicos, Medio ambiente, Legal, Economía laboral, De políticas, Comunicación, Interculturas y Política feminista. También pertenece a las comisiones el Silo del tiempo de Tetuán, una red de interrelaciones vecinales “basada en el intercambio de ayudas y favores, de manera individual y colectiva, libre de cualquier tipo de dinero y valoración material” (tetuan.tomalosbarrios.net).

La divergencia de edades que confluyen en la Asamblea de Tetuán son muy distantes y dispares, a la vez que similares a la media del 15M a nivel nacional. Existe una base de jóvenes indignados, que colabora y teje redes apoyo con el resto. “El inicio de la edad del 15M son universitarios de tercero, de cuarto. No hay más jovenes, por lo menos en la zona de Tetuán no tenemos. Y luego los más mayores, ya llegan a los 80” afirma David. Sobre los intereses comunes del movimiento, opina: “Hay dos preocupaciones que son en común y que vertebran el 15M; uno es la preocupación por construir un mundo distinto, una preocupación de construcción, tipo tenemos construir centros sociales, tenemos que reconstruir los tejidos vecinales, tenemos que generar comunidad, tenemos que hacer redes de apoyo, tenemos que apoyar porque esta situación está afectando a mucha gente y queremos un mundo mejor y sentimos pues que no sea así. Y luego la reivindicación: hay unos poderes, una resistencia, ante esa construccion, y entonces tenemos que protestar continuamente ante las medidas que están llevando.”

La Asamblea y sus comisiones, además de llevar a cabo sus respectivas reuniones, también trabajan en otras actividades, ofreciendo al resto de vecinos un abanico de posibilidades para formarse y continuar con sus reivindicaciones. Se preparan ollas comunes de comida, charlas-debates y conferencias de diversa índole. Se organizaron para recibir a la marcha minera que llegó a madrid el 11 de Julio de este verano junto con el resto de barrios, se movilizaron contra la Privatización de las Actividades Culturales en la Red de Bibliotecas Municipales de Madrid. Cuelgan carteles y reparten octavillas. Organizan pasacalles, mercadillos de trueque en los que no existe el dinero, proyecciones de películas y documentales, talleres, y cuenta cuentos. Pero uno de los compromisos que más les une es el de la lucha contra los desahucios y las acciones de presión a las distintas entidades bancarias.

En el conjunto de Madrid, el primer intento por vincular los distintos distritos se llevó a cabo en los barrios del sur. Allí se hizo la primera ‘Asamblea de asambleas’. Luego existen otras herramientas de coordinación entre los barrios, como la Asamblea de Sol y sus comisiones, la creación de grupos intercomisionales y de los interbarrios de politica, economía, desahucios, en las que se reúnen la oficina de vivienda, la Plataforma de Afectados por la Hipotecas (PAH) y las asambleas.

Desde principios de verano, nos cuenta David, el movimiento se ha esforzado por levantar un nuevo proyecto: la Asamblea Popular de Madrid, una coordinadora sin posibilidad decisoria autónomamente, dedicada a estudiar la posicion del conjunto de las asambleas ante determinados temas candentes para convocar acciones, lanzando la información al conjunto de asambleas para que se posicionen al respecto. “Dentro del 15M no hay representatividad, se trata de que hay veces que uno ocupa un puesto y cada vez que hay una APM pues se ofrece en la asamblea quien quiere ir”.

Tras año y medio de vida, la Asamblea de Tetuán sigue trabajando y creciendo. Y como en todo, hay decepciones y logros. Para David, lo más gratificante de la situación es que la conciencia social haya logrado despertarse, creando un interés sin descanso por los problemas sociales, comunes e individuales. “Ese planteamiento de las cuestiones con otros puntos de vista presentes en la realidad está transformando la manera de pensar de la población, unido, porsupuesto, a la ayuda que están poniendo ellos recortando en todo”.

“La gente se preocupa y tiene acceso a fuentes de información que no pretender sesgar la información en beneficio de determinados intereses”. De todos modos, de lo que está por ocurrir nada puede saberse, porque todo depende del contexto, de lo que ocurra en Grecia, Portugal, y la Comunidad Europea en general. Aún así, se contenta por lo conseguido hasta hoy: “Hemos politizado la sociedad en el sentido griego.”

Anuncios


Categorías:Uncategorized

Etiquetas:, , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: