21 años sin Freddie


Tal día como hoy en 1991 el mundo conocía la noticia de la muerte de una de las voces más grandes y carismáticas del siglo XX. El virus del sida había ganado la batalla a Farrokh Bomi Bulsara, más conocido como Freddie Mercury. Fue un gran palo para el mundo de la música. Con su banda Queen cosechó innumerables éxitos y consiguió instaurar temas de la banda como himnos dentro de la sociedad.

Nacido en Zanzíbar durante la época en que la isla era protectorado británico, a la edad de ocho años, Mercury se trasladó a Bombay para comenzar sus estudios en la escuela masculina St. Peter’s School. Fue aquí donde comenzó su interés por la música y desarrolló su potencial sentado frente al piano.

Con 17 años se mudó junto a su familia a un pequeño pueblo al oeste de Londres llamado Feltham. Se matriculó en la Universidad West Thames y se especializó en diseño gráfico. Años más tarde él sería el creador del logo de Queen.

Durante esta etapa, Mercury fue integrante de algunas bandas locales que pasaron sin pena ni gloria por el panorama musical británico del momento. En 1970 conoció a Brian May y Roger Taylor quienes venían rebotados de una banda llamada Smile. Fueron pocos meses después cuando se gestó la banda Queen sin ser conscientes de la magnitud que alcanzaría con los años.

Queen fue, sin duda, la banda con más fuerza y potencia del siglo XX. La conexión que existía con su público, la complicidad de sus letras y una música llena de energía y positivismo cautivó desde el principio a una multitud que buscaba una evolución en la música contemporánea. Freddie Mercury supo trasladar a los amantes de la música sus ganas de vivir y de romper la supuesta libertad que la sociedad marcaba sin diferenciar estilos o gustos. Queen gustaba y llenaba. Daba igual si eras rocker, heavy o mod. Se palpaba la calidad y originalidad de la banda.

Pese a su extravagancia y soltura en el escenario, Mercury siempre fue muy tímido y reservado. Nunca habló de su vida personal o de los problemas de salud que acarreaba desde hacía años. En un comunicado, pocos días antes de su muerte, confirmó ante los medios que padecía sida desde el año 1987.

Tal fue el cariño y la amistad que el cantante forjó de sus compañeros de profesión y el shock que supuso su pérdida, que el 20 de abril de 1992, cinco meses después de su muerte , May y Taylor organizaron The Freddie Mercury Tribute Concert for AIDS Awareness en el estadio de Wembley. Más de 72.000 personas se dieron cita en este tributo que fue retransmitido por radio y televisión en más de 70 países.

El concierto reunió a multitud de artistas contemporáneos. Elton John, Tony Lommi, David Bowie, James Hetfield, Paul Young, Annie Lennox, Robert Plant o Slash fueron algunos de los que participaron en el último adiós al cantante.

A día de hoy, las composiciones de Queen siguen teniendo ese sonido actual y fresco que les llevó a lo más alto en los late 80`s. Sus canciones se han convertido en auténticos himnos que todos hemos tarareado en algún momento de nuestras vidas, y, al igual que en su época, sin importar la procedencia, el estilo musical, la clase social o la ideología. Es el efecto del “Eterno Freddie”. Show must go on!

 

Concierto que Queen ofreció en Wembley en 1986.

Anuncios


Categorías:Cultura, Música

Etiquetas:, , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: