Ready, set…¡Go!


Con motivo de la feria Exponatur sobre aventura y ocio alternativo, los saltadores BASE Patrick Guisasola, Álvaro Bultó y Darío Barrio realizarán, hoy jueves, un salto desde la torre del Bilbao Exhibition Centre (BEC) a 98 metros de altura sobre el suelo de la capital vizcaina.

El salto BASE es la modalidad del paraicadismo más radical y peligrosa del mundo. La única forma que hay de evitar riesgos en este “juego” es no saltando. Arrojarse al vacío en caida libre desde una pared vertical, un acantilado o, en este caso, la torre del BEC no es “moco de pavo”. Hace falta valor, temple, mucha psicología y un dominio exquisito de los nervios para realizar uno de estos saltos. Sólo los paracaidistas más experimentados son capaces de ello.

Para cualquiera de nosotros es lo más parecido a volar. Para ellos supone, además de un “chute” casi necesario de adrenalina, un cuidadoso trabajo previo en cada salto. Estudiar las condiciones meteorológicas, revisar el equipo, examinar el lugar del salto, elegir el mejor sitio para la salida y, sobre todo, metalizarse para hacerlo es un trabajo que puede llevar varios meses. No puede haber errores.

Pura Vida, Patrick

Patrick Guisasola, un bakiotarra de 35 años es experto en dominar sus emociones y sus miedos. La sencillez de sus palabras al hablar, las pausas en sus discursos o su tranquilidad emocional contrastan con la agresividad de sus hábitos. Un amante de los deportes absurdamente definidos como extremos, hace dos años que realiza este tipo de saltos. El BASE es su principal motivación. Y es que, ser el primer saltador vasco no es para menos. “Al creador de todo esto se le olvidó darle alas al ser humano, pero el hombre inventó el traje de vuelo”, exclama sonriente. Pertenecer a una elite de escasas mil personas entre los siete mil millones que cohabitan el mundo es un mérito que se consigue arriesgando mucho. “Imprimo una dosis de peligro a cuanto hago”.

“Pura vida” es la forma con la que siempre termina una conversación. Es, quizás, la manera en que su subconsciente le envía señales para reducir la vida a su esencia. “El mañana necesita compromisos”, repite a menudo. Muestra de ello es la dedicación y la pasión con que encara todo aquello que hace.

Esto en los dos últimos años, pero es que, en 2007, se enroló con el surfer Asier Muniain en un viaje de 10.000 kilómetros por Europa en busca de big waves (olas de más de cinco metros).  Como camarógrafo acuático, aceptó el trabajo por su extraña ausencia de miedo ante situaciones en las que el resto de humanos segregaríamos todo tipo de fluidos por todo tipo de orificios. Con las impresionantes imágenes obtenidas durante el viaje, Guisasola consiguió colarse como finalista en el ‘Surfilm festibal’ de Donosti en 2008.

Lo que para muchos es una locura para los saltadores BASE es una realidad. Un desafío. La constante lucha por superarse y hacer posible aquello que no lo parece es el juego eterno de sus vidas. Mucha suerte a los tres saltadores. Ready, set… ¡Vamos!

Adrenalina en estado puro

Anuncios


Categorías:Cultura, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , ,

3 respuestas

  1. Un resumen de lo que ha ocurrido en Barakaldo. Un saludo.

  2. Patrick Guisasola no es primer saltador BASE vasco, de hecho, ni de lejos. Hace años que hay gente saltando BASE, y algunos de sus coetaneos son saltadores BASE antes que el. Sin duda es un saltador de nivel y esta moviendose mucho, pero de ahi a ser el primero…

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: