A octavos en una jornada sin pena ni gloria


La noche del martes 20 se perfilaba como un día de sufrimiento para el F.C. Barcelona, debido a  las bajas temperaturas que se daban en Moscú, alcanzando incluso los 2 grados bajo cero. Sin embargo, acabó siendo un festín ruso  el que se dieron los jugadores culés a costa del Spartak de Moscú.

El Barça logró su clasificación para octavos  de final en un partido que a priori parecía difícil, ya que las bajas temperaturas y el césped artificial del estadio de Luzhniki  eran lo que más preocupaban a los chicos de Tito Vilanova. Por el contrario, una vez empezó el partido, las cosas fueron muy distintas. El Barça se sintió cómodo en el campo y empezó a desarrollar el juego que siempre le define, dejando prácticamente sentenciado el partido en la primera parte con un 0-3 con goles de Alves y doblete de Messi. La segunda parte, sirvió para confirmar que no era el día del Spartak.

Esa misma noche, con unas temperaturas mucho más cálidas, el Valencia se enfrentaba al Bayern  de Munich en Mestalla. Partido que serviría para decidir quién pasaba como primero de grupo. Los “ches” recibían al club teutón, en un gran estado de forma por los anteriores resultados conseguidos en Liga.

Sin embargo, el partido se desarrolló de forma distinta. El Bayern desde el inicio, acorraló a un Valencia que para más inri se quedaba con un jugador menos a los 20 minutos de juego por la expulsión de Barragán. Afortunadamente, la primera parte acabó con empate. Tras el descanso, Pellegrino  mandó mover el banquillo en busca de alguna solución, pero paradójicamente,   encontró esa solución en el campo, ya que jugando con 10 el Valencia, empezó a sentirse cómodo y dominó el encuentro hasta tal punto que Feghouli en el 80 marcó el 1-0. En Mestalla se las prometían felices, hasta que minutos después empataba el partido Müller dejando el marcador final en 1-1. El Valencia pasaba como segundo.

Por otro lado, el jueves era el turno para Málaga y Real Madrid. El club blanco visitaba Manchester con el objetivo de sellar definitivamente el pase a octavos. Mientras que los hombres de Pellegrini  ya clasificados, viajaban a Rusia para medirse al Zenit.

El encuentro en Manchester, estuvo marcado por las ocasiones desperdiciadas por los jugadores merengues, que después de adelantarse en el  marcador por mediación de Benzemá al inicio del partido, no fueron capaces de batir la meta de Hart por segunda vez, lo cual acabaron pagando. Ya en la segunda mitad, el Manchester City tomó las riendas del partido y se vió recompensado con un penalti inexistente que transformaría Agüero. El empate final, dejó muy descontento a Mourinho, y al club, en octavos como segundo de grupo.

Finalmente, el Málaga que jugó con los menos habituales, empató a 2 un encuentro que empezó ganando y que se dejó remontar. El equipo que ya estaba clasificado con anterioridad, pasa como primero de grupo y se perfila como una de las sensaciones de esta Champions.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , , , ,

2 respuestas

  1. visca el barça!!!!! a por la quinta

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: