Los reyes del tablero


A lo largo de la historia del baloncesto, los hombres que por lo general han sido los más altos y más pesados de su equipo, han dominado ambos aros de la cancha  en un ejercicio continuado de abuso de su inusitado físico. Bien es cierto que unos con mejor y otros con peor resultado.

La NBA, como siempre en este deporte, ha albergado a las mejores crías de esta especie de jugadores que últimamente está en peligro de extinción, sobre todo en su vertiente más clásica. Desde Wilt Chamberlain o Bill Russell, hasta Dwight Howard, la liga ha visto,disfrutado y en ocasiones sufrido la presencia de los llamados “big man” o “center”.

Hasta hace relativamente poco, el cinco del equipo era el jugador más alto y el más pesado, no necesariamente buen jugador de baloncesto, simplemente debía ser lo suficientemente coordinado como para atrapar rebotes e intimidar en la zona. Paradigma claro de este tipo de jugador es el legendario Manute Bol.

Sin embargo, no siempre ha sido habitual el prototipo de hombre grande patoso, sino que de vez en cuando emergían auténticas fuerzas de la naturaleza, que a su imponente físico añadían la agilidad, velocidad y coordinación de los de menor estatura. Estos son los que generalmente han pasado a la historia, ya que son un rara avis en la liga, la pieza que todo conjunto ganador debería tener.

Ejemplos claros son los de Shaquille O’neal, Hakeem “The dream” Olajuwon o más recientemente el nuevo pívot angelino, Dwight Howard. Éstos no solo miden más de 2’10 y superan ampliamente los 100 kilos, sino que a ello unen una agilidad sencillamente asombrosa (vean a Shaq en sus mejores años), un juego de pies mágico (decían que Olajuwon bailaba en la pintura) o simplemente esa mezcla de rapidez y fuerza capaz de derribar a cualquiera (Howard como modelo de equilibrio entre ambas características).

Como en todos sitios, y la NBA también es líder, no siempre se acierta con éste tipo de jugadores. Enormes moles destinadas a abusar de los tableros, han pasado desapercibidos en la liga, incapaces de hacer valer sus credenciales. A la mente vienen los casos de jugadores como Kwame Brown (caso especialmente sangrante por haber sido drafteado como número uno por los Washington Wizards de Michael Jordan), Greg Oden (lesiones) o el malogrado Robert “Tractor” Traylor (aquel jugador que más de una vez hizo añicos los cristales del tablero, fallecido el año pasado).

Vistos los casos de triunfo y fracaso de los pívots, convendría analizar la nueva tendencia que se está imponiendo en la NBA, y que puede cambiar la concepción del juego que se tenía hasta ahora. Y es que, ya sea por la escasez de pívots clásicos o por la evolución del juego a una mayor rapidez, los center tienen cada vez menos sitio en las plantillas y en los quintetos. Uno de los principios no escritos de la NBA dice que es imposible ganar un anillo sin un pívot puro y con mucho protagonismo en el quinteto. Sin embargo, Miami ganó las últimas finales de la liga con un quinteto sin center, posición que ocupaba un cuatro como es Chris Bosh.

Al margen del caso de los Heat, quienes lo hicieron más por obligación que por haberlo buscado, si es cierto que en los últimos años varios equipos no dan tanta importancia al cinco. Otro ejemplo es el de los Celtics, que una vez más reconvierten a un ala pívot (Garnett) en center. Es posible que haya sido por las bajas de jugadores como Jermaine O’neal, pero también es cierto que desde que a Garnett lo pusieron bajo el tablero, les fue mejor tanto al equipo como al jugador.

Esta temporada se presenta como la confrontación de dos modelos. Por un lado el juego rápido que permite la no presencia de un pívot puro, y el modelo clásico con un center dominante que acapare muchos aspectos del juego. Casualmente, los dos ejemplos de uno y otro modelo son los máximos candidatos al anillo en cada conferencia, los Miami Heat y Los Ángeles Lakers, por lo que esta temporada podremos comprobar quienes van a ser los reyes en el tablero.

 

Anuncios


Categorías:Baloncesto, Deportes

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: