Fernando Llorente. Un león enjaulado


Iker Casillas y Fernando Llorente. Foto: (Facebook personal de Iker).

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, siempre ha dicho que ‘’los futbolistas juegan donde ellos quieren’’. ¿Pero hasta dónde de cierto es esto? ¿Está jugando el Kun Agüero donde él realmente quiere jugar? ¿Jugará Radamel Falcao donde él quiera? Y, un ejemplo que asola la actualidad futbolística de nuestro país y que llama con fuerza sobre este asunto. ¿Está Fernando Llorente en el lugar donde él quiere estar?

El jugador de Rincón de Soto, lleva en la disciplina del Athletic de Bilbao desde que en 1996, José María Amorrortu, le sugerió hacer una prueba en Lezama. Prueba que evidentemente pasó. Desde entonces han pasado 16 años y, desde 2005, pertenece a la disciplina del primer equipo del conjunto vasco. Desde entonces, han pasado 7 años en los que su club no ha despuntado ni en España ni en Europa (salvo la temporada pasada), sin ningún título, y el jugador decidió hacer las maletas para buscar unas metas más altas. Como las de su compañero Javi Martínez, ahora en el Bayern de Munich.

Pero, ¿qué ha sido Fernando para el Athletic en estos años? Pues ha sido un pilar para la delantera bilbaína. Ha sido el sustento en los momentos difíciles y el rey en los momentos dulces. Ha contribuido con 114 goles en 8 temporadas y ha intentado, junto a los Muniain, Javi Martínez o Iraola, volver a llevar al equipo entrenado por Marcelo Bielsa a lo más alto. Además, ha sido campeón del mundo y de Europa con la selección española, donde todos recordaran su excelso partido contra Portugal en el mundial de Sudáfrica.

Fernando Llorente entrenando en Lezama. Foto: La voz de Galicia.

El jugador quería abandonar el barco. Discrepancias con la directiva, el entrenador y la escasez de un proyecto jugoso para la calidad que atesora, eran razones suficientes para que el navarro quisiese volar de San Mamés a otro lugar donde tuviese mayores oportunidades de triunfar. Esto obligó a que la prolongación de su renovación se extendiese, comenzando los silbidos al hijo pródigo de Lezama en su propia casa, contrarrestados por aquellos que querían desmesuradamente su continuidad. En estas, el 13 de Agosto, el presidente del Athletic Club, Josu Urrutia, daba a conocer que el jugador le comunicó la decisión de abandonar la entidad, por lo que remitía a cualquier club interesado en sus servicios a la claúsula de 36 millones de euros o a esperar un año y llevárselo gratis en 2013. ¿Es correcta la postura del presidente? Parece ser que en ningún caso lo es. La opción de mantener a un jugador a disgusto para que luego se marchase por 0 euros y así perder la oportunidad de ganar 36 millones, era muy arriesgada e insolvente, pero lo es más aún si, tras ‘encerrar’ al león en una jaula, se le impide poder ayudar a un equipo, que además, no pasa buenos momentos deportivos ni institucionales.

El exjugador del Athletic, Julen Guerrero, respaldó la decisión de Fernando. ‘’No tiene que ser fácil estar a punto de renovar tu contrato y ver que tienes todo en contra. Le faltó protección del club’’. El propio Llorente afirmaba que le dolía que hubiera gente que se pusiese en su contra, a la par que ‘’siempre’’ será ‘’del Athletic’’ aunque juegue en otro club y que ha ‘’tenido que tomar decisiones difíciles’’.

Y tras la ovación que recibió por parte del Santiago Bernabéu en la derrota que el Real Madrid infligió al Athletic, el navarro vuelve a estar en el ojo del huracán. Mientras el Athletic anunciaba en su cuenta de Twitter que ‘’Fernando Llorente se ha negado a salir a rueda de prensa’’, el mismo jugador hablaba en una entrevista sobre que no cree ‘’que esté haciendo nada malo’’ ni que se esté ‘’portando mal con nadie’’. Así mismo decía que intenta ‘’no exteriorizar el malestar’’ que tiene, aunque a veces es imposible ‘’no venirse abajo’’ y que está ”cansado de pedir perdón”.

Esta historia tomará un nuevo rumbo cuando en el mercado invernal, el internacional español pueda negociar su próximo contrato con cualquier club para Junio de 2013, pero mientras tanto, el circo del Athletic Club de Bilbao se tambalea, y el máximo exponente para sacarlo a flote, está enjaulado y maniatado. El león quiere ser libre. Y no señor Cerezo, en el fútbol de hoy en día, los jugadores no siempre juegan donde quieren.

Anuncios


Categorías:Deportes, Fútbol

Etiquetas:, , ,

2 respuestas

  1. Error de todos. De Llorente por la traición. Del Athletic por no vender cuando aun se podía sacar tajada. De Bielsa por no utilizar al mayor exponente que queda en el club. Un esperpento. Y los que perdemos siempre somos los mismos, los que amamos este club por encima de todo.

    • El jugador quiso primero un aumento de sus emolumentos económicos en el club, merecido por su labor en estos años, y una renovación acorde a su calidad. Esto el Athletic no se lo puede dar, y por tanto quiere buscar una salida que le favorezca en primer lugar a él como profesional, y en segundo a su equipo de siempre, con una suma muy apetecible de 36 millones de euros. El club ha llevado fatal este tema, y ahora se ve ante la situación de pagar un año más al jugador (sin que prácticamente participe) y lo que es peor, permitir que negocie en Enero con otro club que ofrecerá una oferta bajísima, o esperar en Junio que se vaya gratis. Ha sido un disparo en el pie de Josu Urrutia. Y es otro disparo en el pie que Marcelo Bielsa no claudique y trague. Le necesita.

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: