Día Universal del niño, contra la desnutrición infantil


En la actualidad, 19 millones de niños sufren desnutrición severa, la cual llega a matarles si no reciben la atención adecuada. Estamos tan acostumbrados a datos como estos, que olvidamos que no se tratan de meros números sobre una fatalidad irremediable.

Hace hoy 23 años, la asamblea de la Naciones Unidas decidió aprobar la Convención sobre los derechos del Niño. Con motivo de dicho aniversario, UNICImagenEF ha querido poner el foco en la desnutrición infantil. Consuelo Crespo, presidenta de UNICEF en España, ha incidido en que 180 millones de niños son víctimas de la desnutrición crónica, que “mina para siempre su desarrollo físico e intelectual”; mientras que otros 19 millones luchan para hacer frente a la desnutrición aguda severa. Ha asegurado que la raíz del problema es la exclusión y la vulnerabilidad en la que se encuentran. No obstante, ha señalado que se trata de un hecho que se puede evitar. Como prueba de ello, ha presentado un documento centrado en los avances logrados en esta materia en Mauritania. El texto titulado “Mi hijo ya no come arena”, expone que “cuando existe voluntad política, se cuenta con los recursos que la comunidad internacional ha comprometido y con las capacidades y los conocimientos adecuados de las organizaciones” y la ayuda consigue “cambios reales y sostenibles que marcan definitivamente la diferencia en la vida de las personas”

Ejemplos como el de Mauritania respaldan sus palabras. Su gobierno ha hecho de la lucha contra la desnutrición crónica una de sus prioridades. Combinado políticas activas de nutrición, seguridad alimentaria y protección social, junto con la cooperación internacional, las vidas de 87.000 niños se han logrado salvar, según UNICEF. En 1990  doce millones de niños murieron por enfermedades que tenían solución. En 2011, un tercio menos, aunque esta cifra sin embargo se aleja de los objetivos que se habían establecido para 2015.

Según Oliver Longué, director general de acción contra el hambre, el tejido neuronal queda totalmente mermado, proceso que es irreversible si no se combate a tiempo. Un niño desnutrido pierde por tanto el 10% de su capacidad intelectual.

La revolución en la lucha contra el hambre, viene de la mano de unos sobres a base de micronutrientes, ya que los pueden ingerir en casa. María Sánchez, médico de acción contra el hambre, experta en desnutrición aguda, señala que antes las madres tenían que desplazarse hacia el hospital y quedarse ahí, cuando muchas de ellas no podían.

El pasado 13 de noviembre, se llevó a cabo una reunión entre el Presidente del Congreso colombiano, Roy Barreras, y el Representante del Programa Mundial de Alimentos en el país (PMA), Praveen Agrawal. Roy Barreras solicitó al PMA apoyo para desarrollar un marco legislativo que apostara por  la seguridad alimentaria y nutricional de la población colombiana. Su objetivo: reducir el hambre y la desnutrición infantil como forma eficaz para derrotar la pobreza.

La inversión anual de 10 millones de dólares, sería suficiente para erradicar la desnutrición infantil. Sin embargo hoy, se destinan 15 veces menos, lo que hace que cada día en la supervivencia de estos niños sea un verdadero logro.

Anuncios


Categorías:Nacional, Sociedad

Etiquetas:, , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: