Quinto día de destrucción en la franja de Gaza


Entre ataques consecutivos y guerrillas electoralistas internas en las organizaciones políticas israelíes y palestinas, los contactos internacionales pujan por un alto al fuego.

El "Pilar Defensivo"

Periodistas palestinos se manifiestan tras el ataque a un centro de prensa en Gaza.

Este domingo, quinta jornada de la operación ofensiva de Israel, se ha convertido en el más sangriento desde que empezara la maniobra “Pilar Defensivo”. Cohetes y misiles han sobrevolado los cielos de la franja durante la madrugada cobrándose 22 víctimas, entre las que mujeres y niños se han llevado la peor parte. La población palestina se prepara para el desastre y huye aterrorizada de los incesantes bombardeos.

Con esta última embestida al barrio de Nasser, por parte de la Fuerza Aérea israelí, la cifra de muertos se eleva a 60 y la de heridos a 500. Mientras, los cohetes palestinos se arrojan desde casi cualquier punto de Gaza en dirección a Tel Aviv. Quinto día de contienda pero, sin embargo, primero en el que un medio de comunicación ha sido objeto de impacto. Se trataba de un  núcleo informativo simpatizante del grupo islamista Hamás.

Los datos, desde que comenzó la acometida, son de más de 1000 ataques efectuados por el Ejército Israelí por agua y aire; y de 900 cohetes lanzados por las milicias hacia territorio hebreo. Los civiles se convierten de nuevo en el precio de la calamitosa política de sus dirigentes.

Rumores y negociaciones.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, no ha dado detalles acerca del rumor que se cernía sobre la posible incursión terrestre que preparaban las Fuerzas de Defensa de Israel. En este momento el Gobierno tiene que decantarse por una decisión; o pactar el fin de la ofensiva, o dar luz verde a la entrada de sus tropas en la franja de Gaza.

La impotencia internacional está casi asegurada. Sin embargo países como EE.UU, Francia, Turquía y Egipto buscan el camino hacia un alto al fuego. El presidente egipcio, Mohamed Morsi, ofreció una rueda de prensa junto con el primer ministro turco Erdogan tras su reunión diplomática este sábado. En ella Morsi afirmó que hay posibilidades, sin garantías, de una tregua entre el pueblo israelí y el palestino. Por su parte Barack Obama pide contención a Israel, aunque le sigue mostrando su apoyo.

La autorización de movilizar a 75.000 reservistas invita a intuir una inminente invasión en Gaza, pero nada está del todo claro. La urgencia impera sobre el futuro del ministro Netanyahu y la cautela rodeará la opción que finalmente tome. Nada le alejará de la victoria en las urnas, pero sí le podría distanciar de la mayoría absoluta con la que ahora cuenta. El número de civiles palestinos que peligran y las bajas de soldados son las principales razones por las que el pueblo de Israel apoya las operaciones aéreas frente a las incursiones terrestres.

La razón sinrazón de las carreras electorales.

Parece que se repite la situación de 2008, los acontecimientos recuerdan a la ofensiva Plomo Fundido en Gaza. Movilización de reservistas, estruendo de bombas y silbidos de cohetes. Y, por supuesto, el trasfondo político.

Varias son las razones por parte de Israel. Ante la preparación de las elecciones legislativas, Benjamin Netanyahu, pretende adelantar por la tangente a sus rivales de la extrema derecha retando a los palestinos. El Ejército israelí mataba este miércoles al jefe militar de Hamás, Ahmed Jabari, lo que en palabras de su brazo militar, la brigada Ezedin el Kasam era “abrir las puertas del infierno”. Cinco días después el primer ministro ha conseguido una baza electoral clave; acabar con gran parte de los misiles de gran alcance de Gaza de cara a futuros combates.

No hay que olvidar que los israelíes anunciaron su intención de bombardear a la Autoridad Palestina, si esta no cejaba en su empeño de proclamar un Estado palestino en la Asamblea General de la ONU. Quizá esta escalada de violencia es solo el principio. Además la estrategia de los asesinatos “planificados” es un as guardado en la manga del Estado hebreo, cada vez que hay amenazas de consenso político. Esto les permite encender una chispa y reanudar el conflicto para sellar las puertas del acuerdo.

Por su parte, Hamás y Autoridad Palestina también protagonizan su propia carrera electoral. Los primeros pujando por una radicalización militar contra Israel. Los segundos, liderados por Mahmud Abbas,  diferenciándose y enfrentándose a sus rivales religiosos al no contar con el amparo internacional que tantas veces han solicitado.

Lo único que parece evidente es que un Estado palestino colindante con Israel roza la ficción y que la población de Gaza tendrá que esperar, para saber si los tanques israelíes perturbarán aún más la no paz que han vivido durante estos últimos días.

 

Anuncios


Categorías:Internacional

Etiquetas:, , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: