Fronteras


Debajo de la bandera, Artur Mas no lleva nada, si la dejara, se quedaría desnudo.  La campaña electoral en Cataluña para las elecciones al Parlament  gira en torno a la cuestión nacional. Tras la manifestación del 11 de septiembre en Barcelona, la política catalana ha quedado monopolizada por una palabra: independencia. Pero no es Artur Mas el único que está desnudo debajo de la “senyera”, el PSC se ha vestido ahora de “federalismo” sin explicar (suponiendo que lo supiese) que quiere decir. El PP también se ha vestido, pero con la rojigualda monárquica, añorando la “una, grande y libre”. El resto de partidos con representación parlamentaria (ERC, IC-V, C’s, SI) tampoco escapan de la dialéctica soberanista. Una dialéctica hueca, vacía, sin ningún tipo de contenido palpable.

Cuando los políticos de un país derivan con tal unanimidad su discurso hacia algo tan intangible como la nación, tanga ésta el apellido que tenga (catalana, española, etc…) es porque tienen muy poquito que ofrecer. Las fronteras se dibujan en los mapas por causas muy variadas, casi todas con derramamiento de sangre o semen (guerras, braguetazos “reales”, acuerdos inconfesables) y son volubles y cambiantes. En los últimos 200, años excepto Andorra  y Portugal, no ha habido país europeo que no haya visto redibujar sus fronteras.

Pero lo que no ha cambiado en éstos últimos 200 años son las fronteras que nos separan de donde se reparte el “pastel”. No sólo no han cambiado sino que se ha marcado con más fuerza que nunca. La distancia entre ricos y pobres no para de aumentar en España y ya es el tercer país de la UE con más desigualdad social. (El Periódico de Catalunya, 8/11/2012).

Todos los recortes sociales de CiU en Cataluña han tenido el apoyo parlamentario del PP, de la misma forma que todos los recortes del Gobierno del PP en las Cortes Españolas han tenido el apoyo de CiU.

Mientras, el PSC-PSOE, sigue en ése limbo llamado federalismo, otra vacuidad para tapar sus vergüenzas, para tapar la traición cuando gobernaban a la que era “su gente”, la clase social a la que deberían haber representado y defendido. Esa gente que tiene toda la pinta de quedarse en su casa el 25 de noviembre diciéndoles: “ahí os quedáis”.

Anuncios


Categorías:Opinión

Etiquetas:, , , , , , , ,

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: