Si no hay trabajo, lo inventamos


Una idea. Un poco de iniciativa y muchas ganas. Así empezó el proyecto de Actualidad24. El periodismo no está en su mejor momento. Lo oímos todos los días, y vemos cómo se despide gente y se cierran medios mientras la inquietud y la avidez que nos llevaron a esa facultad se desvanecen sin casi darnos cuenta. Y en medio de ese magma de ganas y frustración, de ideas y deseos incumplidos, quisimos movernos. Un día cualquiera de una semana cualquiera. Algo cambió. Decidimos hacer algo, hartos de encontrarnos faltos de una plataforma en la que comunicar. Decidimos que, si no teníamos trabajo, había que inventarlo. Nada nuevo. O sí.

Nos pusimos manos a la obra, y en un tiempo récord hemos ido montado nuestro pequeño castillo. Hace muy poquito tiempo no tenía ni nombre. Ni nombre, ni diseño, ni nada. Y en solo un puñado de días, aunque aún no hemos empezado, ya es como si lo hubiera tenido delante de mis ojos toda la vida. Para hacer periodismo no hace falta una empresa, ni grandes publicistas. Hacen falta periodistas. Y un medio no es sino los profesionales que trabajan en él. Un medio no es un nombre, parece obvio, pero hoy en día no parece quedar claro que las que hacen que un diario sea de calidad, son las plumas de los profesionales que trabajan en él.

Una vida embargada y mucho trasiego mental han sido la tónica de esta última semana, y seguro que será también así los próximos días. Pero todo está bien.

Así, con las manos vacías, pero con mucho que contar, empezamos este proyecto. Los nervios se agudizan ya a la víspera del estreno. El día grande. Mis expectativas se elevan a que el lector ponga tanto empeño en leer las piezas como el que ponemos nosotros en hacerlas, y con la mente igual de abierta. Responsabilidad, veracidad y pluralidad es a lo que nos comprometemos. ¿A cambio? Un servicio público nunca pide nada a cambio. Como ideal no está mal.

Pequeños pero a gritos, así se escriben las primeras páginas de Actualidad24; las primeras páginas de un libro que espero no acabar.

Las luces se apagan. Comienza la función.

Anuncios


Categorías:Opinión

1 respuesta

  1. Esta expresión de optimismo me interesa, pero me interesa mucho. Representáis el caracter de mi libro “cartas de la crisis a la oportunidad”

Déjanos tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: